Spinning solidario Ciudad de Cuenca

Hoy dejamos a un lado la música y los festivales por una buena causa, la investigación contra el cáncer.

Hoy ha tenido lugar en Cuenca un evento de spinning ya “tradicional”, realizado cada año en el campus universitario de Cuenca y organizado por la Fundación Leticia Castillejo Castillo. Una fundación sin animo de lucro que lleva más de una década organizando eventos cuya recaudación se destina íntegramente a la lucha contra el cáncer en el laboratorio de Oncología Molecular de la Facultad de Medicina de Albacete, dirigido por Maria José Ruiz Hidalgo y Ricardo Sánchez Prieto.

Los comienzos de esta fundación se remontan al año 2004, cuando, tras perder a su hija por un agresivo cáncer, el matrimonio Castillejo Castillo se propone crear una entidad que recaude dinero para donarlo a la investigación científica. Desde entonces, son muchos los eventos que se han llevado a cabo, todos y cada uno de ellos organizados con la misma energia y motivación que al principio, lo que se ha podido comprobar en esta nueva edición de spinning solidario. Un evento que más bien parece una fiesta, la fiesta en la que se vence al cáncer.

Tras unas palabras del presidente de la Fundación, Adolfo Castillejo, de las autoridades locales y regionales, y de miembros del laboratorio de Oncología Molecular, se dio paso a los miembros de la organización InOutCycling, los encargados de dirigir las clases de spinning. Todas y cada una de estas clases transmitían una energía increíble, siempre rodeado de un ambiente de lucha y superación, sin dejar de lado el aspecto festivo del evento.

Tras tres clases, llega el descanso de medio día, momento en el que nos esperaba una paella gigante que deleitó los paladares de los asistentes. Una comida deliciosa y sobrada en cantidad para coger fuerzas y afrontar las siguientes tres clases.

Al final del día el cansancio hace mella, sin embargo, la sensación de haber colaborado en la lucha contra esa lacra sanitaria que amenaza a prácticamente todas las familias occidentales apacigua el agotamiento nos invade un sentimiento de bienestar.

Deja un comentario