¿La solución final de la democracia?

Hoy hemos conocido una noticia que nos ha impactado enormemente. Y es que el viernes, tras su concierto en el Festival Primavera Trompera, realizado en el circuito de Jerez, Evaristo Páramos, el vocalista de Gatillazo y ex vocalista de La Polla Records, The Kagas y The Meas, fue retenido y custodiado por varios miembros de la Guardia Civil para ser identificado y posteriormente denunciado.

Existe cierta incertidumbre sobre el motivo de esta actuación policial, se desconoce si se debe a una denuncia anterior, si se debe únicamente al contenido crítico y transgresor de sus letras o si, como algún medio ha apuntado, la denuncia se debe a unos supuestos insultos al cuerpo policial durante el desarrollo del concierto.

 

Lo cierto es que está agresión contra un artista se produce en la misma semana en la que el rapero Valtonyc se ha visto obligado a exiliarse de España para evitar la entrada a la cárcel, sentencia a la que fue condenado por las letras de sus canciones. Motivo por el que el también rapero Pablo Hasel ha sido condenado a prisión, junto a otro bien número de raperos.

Parece que nos encontramos en una época en la que la libertad de expresión ha dejado de ser un derecho fundamental para el gobierno de España, tanto es así que la propia Comisión Europea estudiará la violación de la libertad de expresión en España.

Esperemos que esta persecución a artistas por sus ideas críticas cese y se respete el derecho a la libertad de expresión.

Tomando una canción del propio Evaristo, si ellos dicen mierda, nosotros no diremos amea.

 

Deja un comentario