Beret llena la Caseta de los Jardinillos de Albacete en el Poetas del Rock

La tarde comenzaba en Albacete bajo un sol abrasador, pero acompañado de los versos cargados de sentimiento y pasión de aquellos que en la sesión de micro abierto quisieron compartir su talento lírico con el público del evento.

Según avanzaba la tarde se acumulaba la gente frente al escenario. Primero los bohemios Clacowsky serían los encargados de “encender” al público con su dinamismo y actitud alternativa. Una combinación de música y proclamas a favor de la cultura y la creatividad eran lanzadas sobre los asistentes que observaban absortos el espectáculo.

Iba cayendo el sol y la luz dejaba paso a las sombras, atenuadas por las luces de los focos del escenario. En unos minutos el recinto se llenaba, nadie quería perderse el plato fuerte de la noche: Beret. Cuando el cantante apareció por el escenario la Caseta de los Jardinillos se vino abajo, un clamor generalizado recorría el recinto, se intuía que sería una gran noche en Albacete.

Con cada estrofa, con cada ritmo y con cada movimiento el público lanzaba señales de aprobación, se sentía el amor que profesaban hacia un artista que correspondía la actitud con nuevos gestos cariñosos hacia el público. Una hora y media de concierto donde el artista ofreció su mejor repertorio y donde el público no paró de saltar al ritmo de la música. Tal era la efusividad del público que “obligo” al artista a que volviera a cantar algunas de sus mejores y más queridas canciones.

Cuando Beret vació todo el cargador parecía que la noche había acabado, sin embargo quedaba otra bala en la recámara: Funambulista. El grupo tuvo que lidiar con la dificultad de tocar después de Beret, sin embargo supo aguantar el tipo. Ofreció un recital que enamoró la capital albaceteña. Los murcianos, además de la presentación musical se metieron al público en el bolsillo mediante otra estrategia: la interacción con el público. Y es que pudimos ver a su cantante, Diego Cantero, acercarse cada poco hasta el borde del escenario.

Finalmente, tocaba recoger y despedirse tras una tarde de emociones, pero sobretodo, después de una tarde cargada de lírica y poesía. Una tarde que quedará en la memoria del público albaceteño.

Podéis encontrar la galería con todas imágenes aquí.

Deja un comentario