Archivo de la categoría: Otros

La policía de Valladolid busca a un agresor machista

Desde musicfestivals, como no podía ser de otra manera, nos posicionamos absolutamente en contra de cualquier forma de agresión sexista. A continuación reproducimos un artículo extraído otra web sobre un caso que nos toca muy de cerca:

Valladolid, cerca de las 4:00 del pasado sábado al domingo. Una pareja discute con fuerza en plena calle, muy cerca de la histórica universidad pucelana. Según el testigo que vio todo el incidente, tenían entre 25 y 30 años. Al principio todo se limita a insultos por parte del hombre hacia la chica, que caminaba más adelantada, mientras el testigo se mantenía lejos observando. Posteriormente, el hombre aceleró el paso para agarrarla y amagar con darle un puñetazo, momento en que intervino para frenar la situación.

Plaza de Santa Cruz, Valladolid

El resultado fue de lesiones por parte del hombre hacia este testigo, un varón de 40 años que volvía a casa tras una noche con sus amigos. Múltiples contusiones en la cara y el cuerpo, destacando un fuerte puñetazo en la mandíbula y peligro en la visión por operaciones previas que había sufrido y que, ante estos golpes, podían provocar problemas de retina o córnea. Él mismo se dirigió al Hospital Clínico de Valladolid donde levantaron acta de sus lesiones para, posteriormente, avisar a la Policía. A esta hora, no se tiene constancia de la identidad del agresor.

Por ello, y junto a la revisión de todas las cámaras de seguridad de bancos de la zona, del Parque de Santa Cruz y de la propia universidad, la Policía ha realizado un llamamiento para localizar al agresor, del que se tienen pistas muy genéricas: entre 25 y 30 años, 1’70 de altura, complexión delgada y pelo corto. Afortunadamente, lo céntrico de la zona hace que varias cámaras estuvieran, en teoría, en disposición de haber podido grabar al sujeto.

“Me estaba poniendo enfermo, no podía dejarlo estar”

A través de un familiar de este hombre conseguimos contactar con él, ya que ahora mismo lo que más le interesa es localizar al agresor y que se difunda lo ocurrido. Su miedo aún no se ha desvanecido, incluso a salir a la calle. Si bien sabe que probablemente no hizo lo recomendable en la situación, no duda en que, en caso de vivirlo de nuevo, volvería a actuar igual.

“Parecía una fuerte discusión, simplemente. La chica le pedía que la dejara en paz mientras él le gritaba que no valía para nada o que era una inútil desde unos metros más atrás. Después el chico corrió esa distancia para agarrarla por el brazo, retenerla, y hacer el gesto de darle un puñetazo. Fue ahí cuando ya no pude seguir viendo y actué, me estaba poniendo enfermo la situación y no podía dejarlo pasar”.

Empezó a encararse conmigo mientras la chica se fue. Al instante, me lanzó un puñetazo a la boca y estaba en el suelo

“El chico se paró conmigo, así que la chica se fue. No llegué a ver más de ella. Empezó a encararse conmigo diciéndome frases como “ahora te cagas”, “ya no eres tan hombre”, “ahora qué pasa”, y cosas así. Al instante, me lanzó un puñetazo a la boca. Intenté salir corriendo pero caí y ahí empezó a darme patadas por todo el cuerpo mientras intentaba cubrirme como podía. No sé más de lo que pasó después”.

Aparte de las lesiones y el miedo, cuenta que lo que más le dolió fue la reacción de la poca gente con la que se cruzó, ya que nadie intentó ayudarle. “Me tambaleaba camino al hospital sin saber muy bien lo que tenía y, a pesar de que me cruzaba con personas, nadie hacía nada. Miraban para otro lado, como si les diera vergüenza lo que veían. Se pensarían que era un borracho, no lo sé, pero era una situación muy impotente. Nadie quería saber nada”.

La Policía recomienda no intervenir y llamar a su servicio inmediatamente

“Sé que la Policía lo recalca mucho, que hay que intentar evitar el entrar en estas discusiones y llamar. ¿Pero cómo me quedo ahí parado hasta que lleguen? Hice lo que yo consideré moralmente correcto: no sé cómo habría acabado la chica”.

Volvería a hacer lo mismo. Sé que dicen que hay que limitarse a llamar a la Policía, ¿pero cómo me quedo ahí parado hasta que lleguen?

Por la peligrosidad de una persona en esa situación y ante la posibilidad de que pueda llevar un arma, es recomendable no actuar, pero es común el caso de personas que ven algo así y no lo pueden dejar pasar, principalmente por el bien de la chica (de la que tampoco se conoce la identidad). “Creo que hice lo correcto, aunque el resultado fuera el que fue”.

Se pide la colaboración ciudadana especialmente de la gente que pudiera estar por esa zona de Valladolid el pasado sábado (calle Librerías, plaza de Santa Cruz, entre las 3:30 y las 4:00) para localizar al acusado de dos agresiones (tanto a la chica como a esta persona que intervino), así como la máxima difusión de lo ocurrido en medios de comunicación, como ya ha hecho El Norte de Castilla a lo que nos sumamos desde Sinestesia Magazine.

Se recuerda además que para todo asunto relacionado con la violencia doméstica y de género existe el teléfono gratuito 016 de atención a las víctimas, que no deja rastro en el registro de llamadas ni en la factura.

Extraído de sinestesiaweb.com. Más información en este enlace.

¿La solución final de la democracia?

Hoy hemos conocido una noticia que nos ha impactado enormemente. Y es que el viernes, tras su concierto en el Festival Primavera Trompera, realizado en el circuito de Jerez, Evaristo Páramos, el vocalista de Gatillazo y ex vocalista de La Polla Records, The Kagas y The Meas, fue retenido y custodiado por varios miembros de la Guardia Civil para ser identificado y posteriormente denunciado.

Existe cierta incertidumbre sobre el motivo de esta actuación policial, se desconoce si se debe a una denuncia anterior, si se debe únicamente al contenido crítico y transgresor de sus letras o si, como algún medio ha apuntado, la denuncia se debe a unos supuestos insultos al cuerpo policial durante el desarrollo del concierto.

 

Lo cierto es que está agresión contra un artista se produce en la misma semana en la que el rapero Valtonyc se ha visto obligado a exiliarse de España para evitar la entrada a la cárcel, sentencia a la que fue condenado por las letras de sus canciones. Motivo por el que el también rapero Pablo Hasel ha sido condenado a prisión, junto a otro bien número de raperos.

Parece que nos encontramos en una época en la que la libertad de expresión ha dejado de ser un derecho fundamental para el gobierno de España, tanto es así que la propia Comisión Europea estudiará la violación de la libertad de expresión en España.

Esperemos que esta persecución a artistas por sus ideas críticas cese y se respete el derecho a la libertad de expresión.

Tomando una canción del propio Evaristo, si ellos dicen mierda, nosotros no diremos amea.

 

Spinning solidario Ciudad de Cuenca

Hoy dejamos a un lado la música y los festivales por una buena causa, la investigación contra el cáncer.

Hoy ha tenido lugar en Cuenca un evento de spinning ya “tradicional”, realizado cada año en el campus universitario de Cuenca y organizado por la Fundación Leticia Castillejo Castillo. Una fundación sin animo de lucro que lleva más de una década organizando eventos cuya recaudación se destina íntegramente a la lucha contra el cáncer en el laboratorio de Oncología Molecular de la Facultad de Medicina de Albacete, dirigido por Maria José Ruiz Hidalgo y Ricardo Sánchez Prieto.

Los comienzos de esta fundación se remontan al año 2004, cuando, tras perder a su hija por un agresivo cáncer, el matrimonio Castillejo Castillo se propone crear una entidad que recaude dinero para donarlo a la investigación científica. Desde entonces, son muchos los eventos que se han llevado a cabo, todos y cada uno de ellos organizados con la misma energia y motivación que al principio, lo que se ha podido comprobar en esta nueva edición de spinning solidario. Un evento que más bien parece una fiesta, la fiesta en la que se vence al cáncer.

Tras unas palabras del presidente de la Fundación, Adolfo Castillejo, de las autoridades locales y regionales, y de miembros del laboratorio de Oncología Molecular, se dio paso a los miembros de la organización InOutCycling, los encargados de dirigir las clases de spinning. Todas y cada una de estas clases transmitían una energía increíble, siempre rodeado de un ambiente de lucha y superación, sin dejar de lado el aspecto festivo del evento.

Tras tres clases, llega el descanso de medio día, momento en el que nos esperaba una paella gigante que deleitó los paladares de los asistentes. Una comida deliciosa y sobrada en cantidad para coger fuerzas y afrontar las siguientes tres clases.

Al final del día el cansancio hace mella, sin embargo, la sensación de haber colaborado en la lucha contra esa lacra sanitaria que amenaza a prácticamente todas las familias occidentales apacigua el agotamiento nos invade un sentimiento de bienestar.

Mamá Ladilla presenta: ¡Arrea!, El musical

El músical irreverente de Mamá Ladilla, ¡Arrea!, primero en su especie en España, sigue la línea marcada por el grupo desde sus origenes, canciones sonoras, impactantes con letras claras, y comprometidas. Y eso es lo que encontramos en este musical, una historia comida, divertida, pero englobada en una denuncia social ante la corrupción política y siempre acompañada por míticas canciones de Mamá Ladilla.

Lo que más soprende de la obra es el encaje de bolillos perfecto que han logrado llevar a cabo entre la historia teatral y las canciones de Mamá Ladilla, consiguiendo que la historia se cuente con las canciones que el grupo va interpretando a lo largo de la obra. También destacable la naturalidad actoral de los miembros del grupo, músicos reconvertidos a actores que dan un gran sentimiento a la obra, consiguiendo transmitir incluso sensaciones y emociones al público.

La obra, repleta de escenas cómicas divertidísimas, se ve completada por la proyección de fragmentos de vídeo previamente grabadas en las que se da más cuerpo y dinamismo al mundo imaginario (aunque quizá, no lo sea tanto) creado en la obra de teatro.

En resumen, estamos ante una obra sin pelos en la lengua que induce a todo el mundo a levantarse a corear “hijo de puta” o “el medievo con tu ano”. Recomendamos encarecidamente a todo aquel que pueda verla, que acuda, no se arrepentirán.